Anuncios

Remedios caseros naturales para reducir granos y espinillas

0 Comentarios

eliminar granosBasta que tengas una cita importante o algún evento en el que tengas que lucir espléndida para que te salga una horrible espinilla en la cara. Te has gastado un dineral en cremas y mascarillas y esos antiestéticos granos siguen ahí. ¡Déjate de productos químicos y prueba con lo natural!

He aquí unos cuantos trucos caseros naturales para mantener el acné a raya de una vez por todas. ¡Son súper fáciles de seguir! ¡Y lo mejor de todo es que puedes hacerlos fácilmente con cosas que tengas en casa sin gastarte un dineral en productos químicos!

Te ha salido un granito horrendo en el rostro y ya no sabes qué echarle. Hay una infinidad de cosas que funcionan muy bien y que puedes aplicar directamente encima del grano o la espinilla. Por ejemplo:

  • Corta un tomate maduro y frótalo donde tienes el granito, dejándolo actuar durante 15 minutos. Luego lávate la cara con agua tibia.
  • Échate encima del granito unas gotas de limón y deja que actúen.
  • Frótalo con un diente de ajo crudo o con una cebolla (truco para que no pique en los ojos: déjala un día entero en la nevera).
  • Puedes ponerte una compresa bañada en vinagre de manzana o, incluso, en agua caliente en la zona para abrir los poros (no demasiado caliente, para no quemarte).
  • El hielo es efectivo para eliminar la inflamación y la sensación de ardor que puede causar el acné severo, así como para evitar las cicatrices del acné.
  • La pasta de dientes también es muy efectiva para acabar con las espinillas.

Pero claro, puede ser que en tu caso el acné te ataque más veces de las que quisieras, por lo que también puede irte muy bien que te apliques mascarillas naturales como mínimo tres veces por semana. Recuerda que para vencer al acné son muy importantes la constancia y la dedicación, así que, ¡no te rindas! ¡Aunque no veas resultados inmediatos, estás haciendo más de lo que crees! Te voy a presentar algunas mascarillas que pueden serte de gran ayuda.

  • La mascarilla de miel de abeja es muy fácil de hacer y muy efectiva. Solo tienes que aplicarte una cucharadita de miel tibia en la zona de la cara en la que tienes los granitos y luego lavarla con té de manzanilla tibia.
  • Otro truco natural muy efectivo es la mascarilla de plátano y yogur. Solo vas a necesitar un yogur, una cucharada de miel y un plátano maduro. Mézclalo todo, déjala actuar unos diez minutos y luego lávate la cara con agua tibia. ¿Has visto qué fácil?
  • También es útil una mascarilla hecha con la clara de un huevo. Solo tienes que dejarla actuar durante 30 minutos y, una vez transcurridos, lavarte la cara con agua fría.
  • La pasta resultante de mezclar agua con la cáscara de una naranja molida es otro truco que da muy buenos resultados. Solo tienes que dejarla actuar en la zona afectada durante media hora, lavarte la cara y ya está. Aunque, si lo prefieres, puedes hacer lo mismo con un pepino.

Pero, recuerda, el viejo dicho que dice que más vale prevenir que curar, por lo que también es importante que prestes atención a los siguientes trucos para evitar que te aparezcan granitos y espinillas. Todas sabemos que una mala alimentación puede ser una de las causas del acné, por lo que debemos prestar especial atención a lo que comemos para evitarlo.

Así, estaría muy bien que tomaras infusiones de té verde y, si quieres, hasta puedes aprovechar sus propiedades curativas pasándote las bolsitas de té verde por la cara, ya que te ayudará a reducir los granitos y a evitar que reaparezcan. También es muy importante que bebas mucho, como mínimo dos litros de agua al día.

En tu dieta diaria, evita los productos lácteos, intenta reducir todo lo que puedas la ingesta de carbohidratos (pasta, dulces…) y date un aporte extra de vitamina A (zanahorias, papaya, espinacas, pimientos…), vitamina E (semillas de linaza y de girasol, aceites vegetales…) y de vitamina C (kiwi, tomate, naranja, limón, brócoli, fresas…).Recuerda que la vitamina A reduce la producción de sebo, la E es un antioxidante natural y la C actúa contra las infecciones. ¡Ah, y no te olvides del zinc! Este último puedes encontrarlo en la calabaza, el salmón, las habas, los garbanzos, etc., y mantiene la producción de hormonas en equilibrio.

Recuerda que una de las causas del acné son los cambios hormonales, por eso, es tan frecuente que nos aparezcan granitos y espinillas en fases como la adolescencia, el embarazo, la menopausia o incluso en los días anteriores a la menstruación.
Pero no todo es comer y beber. Cuando te laves la cara, ya sea por la mañana o por la noche, es importante que no uses jabón, ya que causa la aparición de más granitos. Mejor hazlo con agua salada tibia. Te vendrá bien. Pero no te restriegues la cara con la toalla porque harás que empeoren. Es importante que mantengas la piel limpia y que intentes usar solo productos naturales en la piel. Claro, ya sé que no siempre es posible, pero en esas situaciones en las que no se puede, por ejemplo cuando te maquillas o te echas protectores solares, asegúrate de que no contengan aceites.

Otra de las posibles causas del acné es el estrés, por lo que debes evitarlo a toda costa. Práctica técnicas de relajación, ya sea con la respiración o la meditación. Yoga, pilates o taichi pueden ser buenas decisiones: ¡evitarás el acné a la vez que te pones en forma! Con este mismo fin de no aumentar esta causa llamada estrés, olvídate del café, así como del alcohol o de cualquier otro tipo de droga, como las anfetaminas, pues contribuirán a aumentar el número de granitos y espinillas en tu piel. ¡El sol también puede ser un buen aliado! Los baños de sol te servirán como método de relajación a la vez que ayudan al bienestar de nuestra piel aportándole la vitamina D que necesita.
¿Has visto que fácil es mantener los granitos y espinillas a raya? Estoy segura de que estos truquitos te servirán de ayuda y ya no tendrás que volver a temer que esa molesta espinilla que siempre se presenta antes de una cita te haga una visita.

Anuncios

También te pueden interesar...


Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *