Trastornos sexuales por dolor

0 Comentarios

transtornos-sexuales-por-dolor

Uno de los problemas más importantes que puede encontrarse una mujer son los trastornos sexuales por dolor, algo que resulta frustrante y que no solo es molesto sino que condiciona las relaciones sexuales y también la vida de aquellas mujeres que padecen cualquiera de las patologías que pueden darse. En esta entrada vamos a conocer algunos de los trastornos sexuales por dolor más importantes.

El vaginismo es, quizá, uno de los problemas más molestos para cualquier mujer. Se trata de un problema que puede llegar a causar bastante presión y angustia a la pareja dado que existe una gran dificultad para poder llevar a cabo la penetración vaginal debido a que los músculos que rodean la entrada de la vagina se contraen fuertemente.

Lo padecen entre un 2 y un 4% de las mujeres y es una patología que hace que muchas mujeres sientan ansiedad solo con pensar en la penetración, creando miedo y un problema que puede afectar seriamente a la pareja. Es importante ponerse en manos de un profesional para comenzar el tratamiento y acabar con este problema cuanto antes. Por parte del chico no debe haber impaciencia sino complicidad y ánimos para la mujer, lo que mejorará el tratamiento evitando nervios y presiones.

Otro de los posibles problemas es la disparemia, un dolor que se sufre en la zona pélvica al poco de tener una relación sexual. Las causas pueden ser la sequedad vaginal, relaciones sexuales después de un parto o una cirugía, escasa estimulación, lubricación inadecuada, etc.

La endometriosis es una enfermedad que ocurre cuando las células endometriales se sitúan fuera del útero, lo que hace que secreten debido a la evolución de estas células. Tampoco podemos olvidarnos de otros problemas de trastorno sexual por dolor como herpes genital, hemorroides, infecciones urinarias, etc.

Sea cual sea el caso, no hay que dejar que evolucione e ir al ginecólogo a hacerse revisiones de manera periódica. Ya se sabe, siempre será mejor prevenir que curar.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *