10 Remedios caseros para eliminar los puntos negros

0 Comentarios

Los trucos de belleza en Internet están a la orden del día y mucha gente se pregunta cómo eliminar las espinillas o los puntos negros de la nariz o de la cara. Por eso hoy vamos a ver varios trucos caseros para limpiar a fondo tu piel y lograr eliminar del todo las imperfecciones.

Una buena fórmula es aplicarse una mascarilla de lavanda y limón, la cual se hace con esencia de lavanda y zumo de limón, se debe aplicar en días alternos, aplicar y esperar a que seque para que haga su trabajo, después solo queda limpiar bien la cara con agua y jabón. Pero esto es solo un ejemplo ¡Hay muchas más!

Colocar una olla con agua en el fogón de la cocina para que ésta suelte vapor es otra alternativa. Pondremos la cara cerca del vapor, teniendo cuidado de no quemarnos, esto hará que los poros se abran y se puedan retirar los puntos negros de una forma mucho más sencilla. También podemos mezclar 4 cucharaditas de bicarbonato con 1 taza de agua mineral, haciendo que quede una pasta que nos aplicaremos y dejaremos que actúe durante unos 10 minutos. Esto hará que las impurezas de la piel se vayan, especialmente los puntos negros.

También podemos usar una mascarilla de polvos de talco y alcohol, teniendo muchísimo cuidado de que los polvos no entren en los ojos. Esta pasta se debe dejar durante unos 45 minutos y se retira con agua tibia, la piel quedará reluciente y sin los dichosos puntos negros. Otra mascarilla la podemos hacer con yogur natural con un pellizco de sal, la dejaremos dos o tres minutos y se retira el resto con algodones. Este peeling casero hay que aplicarlo con pequeños masajes circulares.

Para aumentar la efectividad de una crema exfoliante podemos aplicarla con un cepillo de dientes de cerda fina, esto hará que sus filamentos limpien los poros de la piel al máximo (el cepillo no podrá usarse para cepillarse los dientes). Si no nos gusta este método también se puede aplicar zumo de limón dos veces al día sobre las manchas oscuras de la nariz, lo que hace que la vitamina C aclare las manchas y se puedan retirar sin problema, lo mismo que ocurre con los extractos de té verde, capaces no solo de aclarar las manchas sino de acabar con los puntos negros aplicados con un algodón y movimientos circulares.

La leche puede ser otro buen aliado contra los puntos negros dado que el ácido láctico acaba poco a poco con las manchas en la piel aunque un tratamiento puede durar unas seis semanas, pero sus resultados son muy efectivos. Para finalizar os recomendamos una mascarilla de harina de avena y miel. Debe ser aplicada únicamente en las zonas afectadas. Se prepara con una cucharada de avena molida, media cucharada de miel y una clara de huevo. La mezcla se debe aplicar con pequeños masajes de cinco minutos y se enjuagará con agua tibia.

¿Conoces algún truco más? ¡Compártelo!

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *