Anuncios

La perimenopausia y sus métodos anticonceptivos

0 Comentarios

Si entras en la etapa madura de tu vida, es probable que empieces a plantearte cómo actuar cuando llegue la perimenopausia. Ya sabes, ese periodo previo a la menopausia, en el que durante doce meses no te ha visitado tu menstruación.

Eres plenamente consciente de que durante esta etapa tu cuerpo empieza a producir menos estrógenos y de que tu capacidad para quedarte embarazada empieza a disminuir. Pero fíjate, hemos dicho solo ‘disminuir’, por lo que podría darse la posibilidad de que sí te quedaras embarazada en esta época. ¿Quieres evitarlo? ¡En el post de hoy te presentamos los mejores métodos anticonceptivos a utilizar durante esta etapa!


Como seguro que ya te imaginas, en esta etapa de la vida, debes tener más precaución a la hora de utilizar unos determinados métodos anticonceptivos u otros. No solo por el hecho de que unos te puedan ir mejor que otros, sino porque ahora deberás preocuparte un poquito más por tu estado de salud. Por ello, a la hora de elegir un determinado método anticonceptivo, debes centrarte en una serie de aspectos a mayores, además del factor anticonceptivo en sí.

Así, por ejemplo, tendrás que fijarte en que este te ofrezca un control de tu ciclo menstrual, a la vez que te ofrece protección cardiovascular, así como protección contra la osteoporosis y la prevención y el tratamiento de patologías ginecológicas. Es muy importante que el anticonceptivo que escojas no conlleve efectos adversos y que no enmascare la menopausia, pues necesitas saber cuándo llega.

Dentro de los anticonceptivos que cumplen con estas características, te encontrarás con la anticoncepción hormonal combinada (AHC), siendo los más recomendables en este caso la que presenta bajas dosis de estrógenos. Los métodos solo de gestágenos, por su parte, te vendrán genial, pues te resultarán seguros y eficaces, sobre todo con respecto a la aparición de enfermedades que puedan surgir en este periodo. Otra opción es recurrir a los famosos DIU de cobre o LNG (aquí te aconsejará tu ginecólogo). Y por supuesto, los métodos de barrera convencionales si tus relaciones son más bien esporádicas.

Por otra parte, si estás buscando métodos ya definitivos, que acaben de una vez por todas con la posibilidad de quedarte embarazada, ya tendrías que recurrir a cirugía. Uno de estos métodos sería, por ejemplo, la famosa ligadura de trompas. Aunque en estos casos al encontrarte en esta etapa de la vida en la que la posibilidad de quedarte embarazada es cada vez menor ya debes valorar si realmente te vale la pena someterte a una operación de este tipo.

Anuncios

También te pueden interesar...


Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *