Las claves de reconocer un bulto en el pecho

0 Comentarios

Es fundamental la exploración de nuestro pecho para diferenciar entre un bulto benigno y un posible tumor. Una de las recomendaciones que hacen los especialistas a todas las mujeres es la de hacerse revisiones periódicas y a los menores síntomas de encontrar con un bulto en el pecho, una zona que duele con ser presionada o la aparición de una pequeña dureza movible en el pecho, es importante hacer una visita al doctor.

Todas sabemos que la prevención es un factor clave para saber de qué se trata o cómo se puede solventar esa situación, aunque hay que recordar que no todos los bultos que se detectan en el pecho son malignos, pero a la mínima señal es recomendable ponerse en manos de un profesional para que diagnostique con precisión cuál es su origen con una biopsia.

Es importante saber que en caso de que sea un tumor, no se va a estar sola, tanto familia como profesionales médicos estarán en todo momento ahí para asesorar y hacer que ese trago no sea para nada amargo. La medicina ha demostrado que la mayoría de bultos o nódulos suelen tener carácter benigno, aunque siempre hay que descartar la existencia de una lesión maligna.

Alguna de las causas de un posible dolor o molestia puede ser un quiste sebáceo o una alteración del tejido que compone la glándula mamaria. Ésta se encuentra sometida a diferentes fluctuaciones hormonales durante la vida de la mujer y puede producir estos síntomas que pueden ser malinterpretados sin un diagnóstico facultativo.

Prevención

Como la prevención es algo básico, siempre que exista un dolor que persiste en el tiempo hay que ponerlo en conocimiento del médico. Lo mismo ocurre si aparece una mancha que va cambiando de forma con el tiempo o incluso si molesta o produce picor.

No hay que ponerse siempre en el peor de los casos, insistimos que un bulto en el pecho puede deberse a diferentes síntomas que poco o nada tienen que ver con los tumores, pero aún así, toda molestia debe ser revisada en profundidad para eliminar cualquier clase de temor.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *