Cómo abortar con Misoprostol

0 Comentarios

Tomar la decisión de abortar nunca es fácil. En el momento en el que tiene lugar el embarazo no deseado hay muchos aspectos a pesar en la balanza y una vez que tomas la decisión de interrumpir el embarazo, te empiezas a plantear cómo hacerlo. En el post de hoy te explicamos cómo funciona el aborto con Misoprostol.

Lo primero que tienes que saber es que solo puedes abortar con Misoprostol si estás embarazada de hasta 9 semanas. Si estás de más semanas deberás buscar alternativas, pues de llevarlo a cabo pondrías en peligro tu salud. A partir del segundo trimestre solo se aborta mediante extracción.


El primer paso a seguir es, obviamente, conseguir las pastillas. Debes tener en cuenta que pueden pedirte receta para comprar Cytotec (las pastillas Misoprostol) y que su precio será superior a 110 €. Una vez tengas las pastillas deberás introducirte tres dosis de 4 pastillas por vía vaginal cada 24 horas: introduce 4 pastillas una a una en tu vagina con la ayuda de tus dedos a una hora específica, al día siguiente otras 4 y al siguiente las otras 4.
Entre 4 y 6 horas después de la primera dosis ya empezarás a notar el sangrado y otros efectos secundarios típicos del aborto, como son los mareos, las náuseas, la fiebre, los cólicos… La ingesta de otros medicamentos para aliviar estos síntomas no conllevará interferencias con Misoprostol, aunque mejor evítalos en la medida de lo posible.

Una vez pasen 72 horas tendrás que hacerte una ecografía de revisión para confirmar que no hay restos de embarazo. De haberlos tu médico te recomendará la mejor forma de eliminarlos, pues si te quedan dentro podrías sufrir infecciones. Por supuesto, en los 5 días siguientes de abortar necesitarás reposo.

Cabe destacar que Misoprostol no conlleva riesgos para la salud, pues la matriz no permite que las sustancias pasen a otras partes del cuerpo. Así que por esta parte no te preocupes. Aunque, por supuesto, para que no te hagan daño a nivel salud debes introducirlas como te hemos indicado y nunca tomarlas como pastillas normales a nivel oral.

Si te estás preguntando si puedes recurrir a este método más veces, la respuesta es sí. Pero piensa en que no deberías tomarte este método como tu método anticonceptivo habitual. Un aborto intencionado no es ninguna broma y en la vida debemos aprender de nuestros errores. Si ya tuviste este error una vez, cuídate para que no vuelva a ocurrir.
¿Alguna vez has abortado con este método? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *