Cómo realizar un autoexamen o autoexploración del seno

0 Comentarios

como-examinarse-el-seno

A partir de los 20 años, y con la finalidad de seguir unas buenas pautas de prevención del cáncer, toda mujer debe examinarse los senos al menos una vez al mes, primero una mama y después la otra, al final del periodo menstrual, cuando los senos se encuentran menos sensibles.

Si ya no se menstrua se debe hacer el autoexamen el mismo día de cada mes y en caso de que se esté amamantando a un bebé, el autoexamen debe hacerse cuando ya no queda leche.

El autoexamen está formado por dos partes, una visual y otra mediante palpación, para lo que se necesitará un espejo de pie o lo suficientemente ancho como para que la mujer pueda verse todo el pecho.

En el examen visual hay que ver el tamaño de los senos, la coloración y la textura de la piel, primero con los brazos hacia abajo y después con ellos hacia arriba. Posteriormente se debe seguir el examen visual agarrándose las muñecas frente al pecho tal como podemos ver en la fotografía que ilustra esta entrada.

No hay que preocuparse si se nota un seno más grande que el otro, es algo completamente normal dado que el cuerpo humano no es simétrico al 100%. También hay que fijarse mucho en cualquier cambio de tamaño, textura o coloración de los pezones.

La palpación se realizará sobre una superficie recta como por ejemplo la cama. Se debe colocar una toalla enrollada en la espalda, a la altura aproximada del hombro, para que el volumen del tejido de los senos se reparta.

Se debe inspeccionar desde la zona de la axila hasta el esternón y desde la línea del sostén hasta la clavícula, haciendo pequeñas palpaciones, tanto en uno como en otro pecho. Se deben usar tres dedos de la mano y hay que ir haciendo pequeños círculos a diferentes presiones, comenzando por la superficie y profundizando.

En caso de encontrar algún bulto no hay que alarmarse, pueden ser muchas otras cosas que nada tienen que ver con tumores, pero lo mejor es acudir al especialista en el momento en el que se detecta cualquier anomalía en el pecho, la prevención siempre es la mejor aliada.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *