Se llama amenorrea a la ausencia de menstruación en una mujer, ya sea porque ésta nunca ha tenido la regla con anterioridad (a pesar de estar en edad fértil) o bien porque el ciclo ha quedado interrumpido debido a ciertas causas, las cuales habrá que determinar y estudiar. Al primer tipo se lo conoce como amenorrea primaria, mientras que el segundo caso se denomina amenorrea secundaria.

La amenorrea primaria es menos común y ocurre en jóvenes entre 16 y 18 años que aún no han menstruado o que no han desarrollado caracteres sexuales secundarios. Las causas de este desorden las encontramos en las anomalías hormonales (ausencia de hormonas que estimulen las gónadas sexuales, pubertad retrasada o síndrome de Kallman) y en las anomalías genitales (síndrome de Turner, síndrome de Swyer, síndrome de Morris, Síndrome de Rokitansky, todos ellos relativos a combinación de los cromosomas X – Y, o himen imperforado).

La amenorrea secundaria, por su parte, puede deberse a numerosos factores, como por ejemplo un simple embarazo.

Aún así, existen otros muchos como anovulación, tumores ováricos, cirrosis, depresión o anorexia. Es importante estar bien diagnosticado por un especialista que identifique la causa de la amenorrea y pueda ofrecer un tratamiento adecuado.

La ausencia de menstruación es el síntoma más evidente de la amenorrea, aunque no el único. Ésta se produce debido a una alteración hormonal, por lo que muchas mujeres padecen también anomalías en sus caracteres sexuales, como una reducción de las mamas o la desaparición del vello. Por otro lado, entre las alteraciones metabólicas destaca la osteoporosis. Además pueden aparecer también síntomas como sequedad vaginal, aumento o disminución de peso, dolor de cabeza, molestias abdominales…

Su tratamiento dependerá exclusivamente del diagnóstico del médico y de cuál sea la causa que provoca la amenorrea. Tanto si se debe a un problema relacionado con el peso como a una alteración hormonal, los especialistas recomendarán un determinado tratamiento y ofrecerán la información necesaria con los que se conseguirá restablecer la menstruación de la paciente.

Valeria Rubio

Sexóloga con más de una década de experiencia con un enfoque empático y accesible. Combina su formación académica con una pasión genuina por ayudar a las mujeres a explorar y entender su sexualidad de manera saludable y positiva.

Categorizado en:

Ginecología,