El primer mes de embarazo cambios físicos y psicológicos

0 Comentarios

Por supuesto, cuando te quedas embarazada, las hormonas hacen de las suyas más que nunca y en este momento experimentarás una serie de cambios físicos y psicológicos que resultarán completamente nuevos para ti. Tal vez en algún momento te sientas confusa, pero gracias al post de hoy verás que lo que te ocurre es perfectamente normal.

Desde que pasaste de la etapa de niña a mujer, eres plenamente consciente de los cambios que nos producen las hormonas a las mujeres, tanto a nivel físico como a nivel psicológico.

Empecemos con el físico. En el primer mes lo que más te va a chocar es que no te va a bajar la regla y de repente los sujetadores empiezan a apretarte. Tus pechos están creciendo lentamente y tu cuerpo empieza a cambiar.

A nivel interno también experimentas cambios: tu pared uterina se espesa y el cuello del útero se ablanda, además de empezar a formarse la placenta y el cordón umbilical. Una vida empieza a gestarse en tu interior, por lo que poco a poco tu cuerpo se irá adaptando a esta nueva condición y tu bebé también se irá haciendo notar cada vez más.

Vayamos con el campo donde las hormonas juegan: el emocional. Si solo cuando te baja la regla notas cambios emocionales, al quedarte embarazada experimentarás la auténtica revolución de las hormonas. Además de altibajos emocionales, experimentarás los típicos dolores menstruales, pero de forma intensificada: tensión en los pechos, pinchazos uterinos, cansancio, necesidad de dormir a todas horas, vahídos… Lo que más destacable de esta fase es que tu sentido del olfato se potencia y de repente puedes hasta llegar a notar repugnancia por olores que antes te encantaban y viceversa. Durante todo el embarazo tu nariz estará más sensible de lo normal.
Si experimentas alguno de estos síntomas, no te preocupes, porque, como ves, es perfectamente normal. Como sabes, esta etapa es solo el inicio de una nueva vida, cargada de emociones y alegrías junto a una nueva personita que será para siempre parte de ti. ¡Enhorabuena mamá!

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *