Enfermedades de Transmisión sexual la gonorrea y sus síntomas

0 Comentarios

La gonorrea es una infección causada por una bacteria que se hospeda y se reproduce en áreas aparato reproductor, los ojos, el ano, la garganta y la boca. Se considera una de las ETS que más incidencia tienen sobre la población, motivo por el cual se aconseja al infectado informar a sus parejas sexuales recientes del contagio de la enfermedad. De esta forma, se previene que la enfermedad se extienda aún más.

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) son susceptibles de afectar a hombres y mujeres por igual, sea cual sea su condición sexual. Una de las más frecuentes es la gonorrea, que será explicada en el siguiente artículo.

La gonorrea puede ser contraída por cualquier tipo de contacto sexual que se realice sin la protección adecuada, ya que el contacto con fluidos infectados es suficiente. Por tanto, no está limitada únicamente a las relaciones vaginales o anales, sino también orales.

Debe tenerse muy en cuenta que una madre embarazada también puede infectar a su hijo y una persona que se ha curado puede volver a ser contagiada. Por tanto, es necesario tomar medidas para paliar la enfermedad de los dos miembros que mantienen relaciones, evitando el contagio mutuo.

Diagnóstico y tratamiento de la enfermedad.

Los síntomas comienzan a presentarse entre el día siguiente y las dos semanas de practicar las relaciones y ser contagiado, siendo invisible en muchas mujeres y algunos hombres. Esto implica que algunas personas no muestran síntomas visibles de la enfermedad. Los que los notan, pueden encontrar necesidad de orinar con mayor frecuencia acompañada de dolores. Los hombres pueden segregar una sustancia purulenta por el pene, mientras que las mujeres pueden sentir otros síntomas como fiebre, irregularidad en la menstruación o hinchazón en la vulva, entre otros.

La enfermedad se diagnostica mediante un análisis de orina o tomando muestras en las diferentes partes susceptibles. Su tratamiento se realiza mediante antibióticos o fármacos específicos, y no se hace puede agravarse dejando lesiones permanentes. Se aconseja, además, realizar una analítica de sangre completa para descartar otras ETS. Por eso, si sospechas o tienes algún síntoma, debes acudir cuanto antes a tu médico para que te haga un diagnóstico.

Si quieres saber más, no te pierdas este post con más información sobre la gonorrea.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *