¿Qué son los métodos hormonales anticonceptivos?

0 Comentarios

metodo-hormonal-anticonceptivo-pastillas

Para evitar un embarazo no deseado, una alternativa a la que podemos recurrir es a los anticonceptivos de tipo hormonal, siendo los más comunes los orales o los inyectables. Existen diferentes alternativas entre las que elegir, y para hacerlo de una manera correcta, es necesario conocer las ventajas y desventajas que nos ofrece cada opción.

Los métodos anticonceptivos hormonales actúan inhibiendo la ovulación. Entre las alternativas que podemos elegir destacan las que os presentamos a continuación:

    • Las píldoras anticonceptivas: es una de las opciones más utilizada. Consisten en la ingesta de pastillas, las cuales se empiezan a consumir el primer día de la menstruación. Debe tomarse siempre en la misma franja horaria y no saltarse ninguna toma ya que si no su efectividad se ve disminuida.
      Su eficacia es de un 99% y tiene escasos efectos secundarios.
      Como desventaja hay que destacar la necesidad de generar el hábito de consumo diario de la píldora.
    • Inyectables: se aplica una inyección cada 30 días, siendo la primera el día que comienza la menstruación.
      Los puede aplicar la propia mujer de manera intramuscular y tienen un bajo contenido de estrógenos y progestina, lo que hace que los efectos secundarios sean poco probables. Al igual que la píldora, tiene una efectividad del 99%.
    • Anillo vaginal: se coloca en la vagina y va liberando estrógenos y progestina de manera continuada.
      Se coloca de manera mensual, dejándolo en el interior de la vagina durante 3 semanas.
      Como inconveniente debemos destacar que supone una mayor inversión económica y puede suponer un mayor riesgo de sufrir efectos secundarios.
    • Parche anticonceptivo: este tipo de anticonceptivo se aplica directamente sobre la piel. El parche va liberando estrógenos y progestinas de manera continua, y se mantiene colocado sobre nuestro cuerpo durante 28 días. Su colocación se debe realizar el primer día de menstruación y se debe cambiar el parche de manera semanal durante 3 semanas.
      Este tipo de anticonceptivo puede suponer un mayor riesgo de sufrir efectos secundarios y genera un mayor coste.
    • Implantes. Se coloca debajo de la piel. Consiste en una cápsula que debe ser introducida por un médico, que va liberando de manera continua progestinas y estrógenos. Tiene una validez para 3 años y una efectividad superior al 99%.

Cualquier método anticonceptivo de tipo hormonal puede suponer la aparición de una serie de efectos secundarios, por lo que es recomendable consultar con el médico antes de su consumo.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *