La masturbación femenina: técnicas para llegar al orgasmo

0 Comentarios

El orgasmo femenino hace mucho que ha dejado de ser un mito y, de hecho, todas sabemos ya que tenemos la capacidad de ser multiorgásmicas, frente a los hombres que no son capaces de llegar al clímax dos veces seguidas sin tomarse un respiro. ¿Nunca has sido plenamente consciente de que posees esta capacidad? O peor aún, ¿eres de esas mujeres que nunca ha sabido lo que se experimenta al llegar al clímax? Pues, ¡sigue leyendo! Ya que en el post de hoy vamos a desvelarte algunos trucos para que este fenómeno pase de ser una simple teoría a un fenómeno real en tu vida.

Empieza por tener en cuenta que debes explorarte a ti misma y conocer primero tus sensaciones pra que otra persona llegue a hacerlo ¡Manos a la obra! (nunca mejor dicho).


Lo primero que debes tener en cuenta es que tu principal centro del placer es el clítoris, para ello debes aprender a estimularlo. Puedes hacerlo de muchas formas: con tus propias manos, con un vibrador, mediante la fricción con la almohada o incluso con la presión del agua de la ducha. A veces, muchas cometen el error de presionar justo encima, cuando las sensaciones fuertes se producen justo a su alrededor. Ten esto en cuenta a la hora de estimularte y deja volar tu imaginación.

¡Empecemos pues con una breve sugerencia! Evidentemente, tu primer paso será ponerte a tono. Si no caldeas el ambiente es imposible que llegues a sentirte excitada. Una vez notes que estás preparada coloca tu mano sobre la vulva y haz presión de forma intermitente. Apártate el vello público para permitirle al clítoris dejarse ver y, a continuación, ocúpate de acariciar los labios menores y deja volar tu imaginación para el gran protagonista: el clítoris. ¿Lo sientes?

Juega contigo misma para descubrir en qué posturas llegas antes. No a todas nos gusta lo mismo. Si te atreves, puedes incluso introducir los dedos en tu vagina y juguetear con el tejido del punto G para sentir una verdadera explosión de placer. Hay quien hasta ejercita los músculos vaginales a base de contraerlos y relajarlos para poder llegar antes.

¿Te han resultado útiles estos trucos? ¿Qué técnicas sigues tú?

También te pueden interesar...


Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.