Anuncios

Condilomas; síntomas, causas y tratamiento

0 Comentarios

La pregunta que debería responderse primero es: ¿qué es un condiloma? Un condiloma es una infección de transmisión sexual, también conocido como verruga genital. Se trata de una verruga que puede aparecer en el pene, la vagina, el ano o en otros lugares de la zona genital. A continuación se desarrollaran las causas, los síntomas y los posibles tratamientos para solucionar esta infección.

El causante de las verrugas genitales es el virus del papiloma humano (VPH). Es una infección común que se transmite a través de actividades sexuales. Por ello, aquellos que tienen relaciones con diferentes personas o que empiezan su actividad sexual a una edad muy temprana tienen más probabilidades de contagiarse de este virus.

Existen un conjunto de síntomas que permiten realizar el diagnóstico de las verrugas genitales. En algunos casos, son manchas planas con forma de verruga de color carne y, en otros, pueden llegar a parecer un tumor con una forma semejante a una coliflor.

Sin embargo, existen casos en los que el condiloma es tan pequeño que no puede verse a simple vista. Los lugares más frecuentes donde pueden salir los condilomas son, en el caso de las mujeres, en la vagina o el ano, tanto dentro como alrededor de estos, o en el cuello del útero. En los hombres, pueden aparecer en el pene, en el escroto, alrededor o en el interior del ano, o en la zona de la ingle.

Además, en algunos casos llegan a verse en la boca o la garganta. Otros síntomas son menos frecuentes, como el sangrado de la vagina durante o después del acto sexual, o el aumento de humedad en la zona cercana a la verruga.

Tratamiento de los condilomas

Cualquier tratamiento de esta infección debe estar supervisado por un médico. Una vez diagnosticado, éste puede llevar a cabo un tratamiento encima de la piel en la consulta o recetar un medicamento para administrarlo en casa diariamente hasta que desaparezca la infección. Entre los medicamentos más recetados, se encuentran el imiquimod o el podofilox. Finalmente, pueden extraerse las verrugas mediante cirugía, como la criocirugía, o mediante láser.

Anuncios

También te pueden interesar...


Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *