¿Es fiable el método Ogino?

0 Comentarios

Método Ogino

El método Ogino es un método natural de control de la natalidad, que consiste, básicamente, en conocer tus días fértiles y evitar tener relaciones sexuales durante esos días. Así, a priori, parece muy cómodo (y muy barato), pero tiene una desventaja importante: su baja fiabilidad si lo comparamos con otros métodos anticonceptivos como la píldora o el preservativo.

Se considera que el método Ogino es poco fiable porque de cada 100 mujeres que lo usan,  6 se quedan embarazadas. Por eso sólo se recomienda dentro de una pareja estable (no protege de enfermedades) y cuando la posibilidad de tener un hijo no es el fin del mundo.

¿Quieres saber por qué no es demasiado fiable el método Ogino?

Para utilizar el método Ogino hay que determinar los días fértiles de la mujer. Como ya sabes, durante todo el ciclo menstrual, solo somos fértiles  4 o 5 días, que son en los que nos podemos quedar embarazadas. Y es que, una vez que el óvulo es liberado, solo vive durante 24 horas, mientras que los espermatozoides tienen una vida máxima de 72 horas en el interior del cuerpo.

Normalmente ovulas a mitad del ciclo (unos 13 días despues de que te baje la regla), por lo que evitando las relaciones sexuales unos 4 días antes y 2 después, estarías protegida del embarazo, o eso es lo que defiende el método Ogino. Para calcular esos días, según el método Ogino, has de hacer lo siguiente:

  • Contabiliza tus ciclos y tu duración durante 12 meses seguidos, cuanto tiempo pasa desde el primer día de regla hasta el siguiente primer día de regla
  • Después, coge el ciclo más largo y al más corto. Al más largo réstale 11 días, y al más corto, 18. Por ejemplo, imagina que tu ciclo más largo duró 30 días, y el más corto 27. (30-11=19, 27-18=9)
  • Tus días fértiles irían del 9 al 19 del ciclo, mientras que el resto estaría protegida del embarazo.

Como ves, el método Ogino determina una cantidad de días fértiles mayores que los que realmente son, para tener margen de error. Con lo cual, además de la baja fiabilidad aparece otra desventaja: ¡tienes que usar otro método anticonceptivo durante esos 10 días!-.

Ya puestos a determinar los días fértiles, en farmacia se venden tests de ovulación que te indican si estás ovulando o no (se pueden comprar varillas desechables para usar el test durante 8 días seguidos). Sirve tanto para facilitar como para impedir el embarazo, y resulta más fiable que el método Ogino, aunque mucho menos que los métodos anticonceptivos más habituales.

Y es que el principal problema del método Ogino -y de cualquier que depende de contar los días fértiles- es que por muy regular que sea una mujer,  el ciclo siempre puede alterarse de manera imprevista (por estrés, cambio de clima, determinadas enfermedades, etc).

 ¿Has probado el método Ogino? ¿Qué te parece?

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *