¿Cómo saber si se te ha roto el himen?

6 Comentarios

A muchas chicas que aún no han tenido su primera relación sexual les preocupa saber si su himen sigue intacto. Como sabes, este puede romper fácilmente por muchos motivos y no solo por las relaciones sexuales. ¿Quieres saber cómo comprobar si se te ha roto el himen? ¡Sigue leyendo! En el post de hoy te enseñamos a comprobarlo tú misma.

Como sabes, el himen es una pequeña membranita que se encuentra en la apertura cervical de las chicas. Pero claro, esta membranita es muy frágil y, aunque la mayor parte de las veces su rotura esté asociada con la primera relación sexual, ni siempre se rompe en la primera relación ni todas las veces su rotura se debe a esta causa. Así, por ejemplo, el himen puede romperse si tienes una fuerte caída en bicicleta, si montas a caballo, al ponerte un tampón o incluso con una exploración vaginal.


Realmente, su presencia no es importante. Si te preocupa que tu chico piense que esta no es tu primera vez por no tener himen, ¡despreocúpate! Pues se dará cuenta de que lo es aunque no lo tengas. Piensa que además de la facilidad con la que se rompe, también hay muchas mujeres que directamente nacen sin él. ¿Quieres comprobar que sigue ahí y que está intacto? Pues, ¡coge un espejo y vamos manos a la obra!

Siéntate en un lugar en el que estés cómoda y abre las piernas. Busca una postura en la que estés cómoda y en la que seas capaz de encontrar un buen ángulo para ser capaz de ver tu vagina en el espejo. Una vez estés en la postura correcta, pon el espejo en un ángulo de aproximadamente 45º con respecto a tu asiento. Si está bien colocado verás tu vagina reflejada en el espejo. De no ser así, colócalo bien.

Una vez tengas una visión clara de tu apertura vaginal, tendrás que abrir tus labios con la ayuda del dedo índice y del dedo corazón de la mano con la que no estás sujetando el espejo. Ahora tienes una visión clara de tu apertura cervical. Bien, procedamos a la identificación del himen. Fíjate que en esta postura en la que estás encontrarás una pequeña membranita justo encima del orificio cervical.
¿Quieres saber que está completamente intacto? Entonces, inserta los dos dedos que has utilizado anteriormente en la apertura de forma muy lenta para no romperlo. Si eres capaz de introducir los dedos sin que te duela o sintiendo solo una leve molestia hasta la mitad del dedo, entonces tu himen está roto. Sin embargo, si sientes dolor este está intacto. Una vez lo compruebes, quita los dedos y, por supuesto, lávate las manos.

También te pueden interesar...


6 Comments

    Déjanos tu opinión

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *