¿Cómo se coloca un tampón? No tengas miedo a usar tampones!

0 Comentarios

instrucciones para colocarse un tampónYa sabes que los tampones son productos hechos de fibras absorbentes, algodón o viscosa y están pensados para ofrecerte la protección que necesitas durante la menstruación. Su forma de pequeño cilindro es la indicada para adaptarse a la forma de la entrada de la vagina y absorber el flujo menstrual, así evitamos la sensación de suciedad.

En el mercado hay diferentes modelos, tamaños y grados de absorción, pues cada mujer tiene diferentes necesidades en cada etapa del periodo. Encontrarás habitualmente los grados súper, normal y mini de absorción; también podrás optar por algunos modelos distintos según si tienen aplicador o no. Los tampones con aplicador suelen ser más fáciles de poner, al menos las primeras veces en las que puedes sentirte más insegura. Tienen la punta redondeada para facilitar la inserción y un pequeño cordón en el otro extremo que servirá para extraerlo una vez haya cumplido su función: la de mantenerte limpia.

Si quieres usar tampones debes tener en cuenta algunos consejos acerca de su utilización y seguir las instrucciones que indica el fabricante.

No te pongas nerviosa: si conoces tu cuerpo sabrás que no te vas a hacer ningún daño. Básicamente es importante saber que un producto higiénico como éste debe mantenerse en las mejores condiciones para estar en contacto con nuestro cuerpo. Es, por tanto, necesario:

– No sacarlo de su envoltorio hasta el momento en que nos lo pongamos. Debemos lavarnos muy bien las manos para hacerlo.

– Comprueba que el cordón está bien sujeto, da un pequeño tirón.

-Puedes sentarte con las piernas separadas o permanecer de pie con una de las piernas levantada, con el pie apoyado en alto Relájate para que los músculos de la vagina no estén contraídos, así será más fácil introducirlo.

– Coge el tampón por el tubo exterior con dos dedos, con la otra mano abre ligeramente los labios de la vagina.

– Mientras sujetas el tubo exterior, con una mano, debes empujar el tampón dentro de la vagina con el tubo interior. Cuando esté dentro separa los dos tubos del aplicador. El cordón quedará fuera para quitarte el tampón cuando creas que está saturado. ¡Así de fácil!

Fotos vía; Tampax

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *