Anuncios

¿Los anticonceptivos engordan?

0 Comentarios

Anticonceptivos orales

¿Los anticonceptivos hormonales engordan? Ese es un temor de muchas mujeres cuando deciden comenzar con anticonceptivos hormonales como la píldora, el parche, las inyecciones o el anillo anticonceptivo, pues existe la creencia popular de que las hormonas engordan, sí o sí.

¿Tiene esta creencia alguna base científica? Pues en parte. Los anticonceptivos hormonales no provocan un aumento de grasa, pero sí pueden provocar un aumento de la retención de líquidos los días previos a la regla; puedes sentirte más hinchada e incluso llegar a pesar 1 o 2 kg más (si el aumento es superior, no le eches la culpa a los anticonceptivos, hay muchas otras cosas que engordan como comer mal o no hacer ejercicio ;-)).

¿Quieres saber más sobre si los anticonceptivos hormonales engordan?

Para descubrir si tus anticonceptivos engordan, lo primero es saber cómo funcionan. Los anticonceptivos hormonales están formados por dos hormonas (un estrógeno y una progesterona) que son las mismas producidas por los ovarios de una mujer.  Así, un anticonceptivo hormonal frena la acción de los ovarios con lo mismo que  producen, no con otra sustancia. Aún así, los niveles de hormonas pueden variar respecto a las que se producían naturalmente antes de tomar anticonceptivos. Esto puede afectar al peso de dos maneras:

  • En raras ocasiones, usar anticonceptivos hormonales puede provocar cambios anímicos que hacen comer más.
  • Las hormonas causan una mayor retención de líquidos en días previos a la regla y por eso el peso puede aumentar ligeramente, aunque suele igualarse tras la menstruación. Algunos anticonceptivos hormonales pueden causar un aumento de la celulitis, pero nunca de la grasa del cuerpo.

Por otro lado, no todos los anticonceptivos hormonales son iguales. La píldora suele tener una carga mayor de hormonas, y sus efectos secundarios (de la píldora) pueden ser mayores. De todas maneras, si bien unos antinconceptivos orales de hace veinte años “engordan” más (por esa retención de líquidos), en la actualidad hay píldoras más ligeras, y no engordan exactamente igual que el anillo o el parche.

En general, hoy en día, la frase “los anticonceptivos engordan” se corresponde más con una excusa para justificar un aumento de peso que con una realidad. En todo caso, si sospechas que tus anticonceptivos engordan o te están causando problemas de retención de líquidos, coméntalo con tu ginecólogo para cambiar a otros anticonceptivos hormonales que no te engorden de ninguna forma.

 ¿Siguen creyendo que los anticonceptivos hormonales engordan? ¿Cuál es tu experiencia personal? ¿Te inclinas por “engordan un poco”,  “engordan mucho” o por “no engordan en absoluto”?

Anuncios

También te pueden interesar...


Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *