Aborto con pastillas: Misoprostol y Cytotec

0 Comentarios

abortar-con-misoprostol

Misoprostol y Cytotec son dos de las pastillas abortivas más comunes. Una de las mejores formas con las que una mujer puede abortar actualmente antes de la semana 12 del embarazo es mediante un medicamento abortivo de entre los que destacan uno por encima de todos, la pastilla abortiva. Entre las que podemos encontrar actualmente en el mercado hay algunas diferencias, pero la finalidad es la misma.

El uso de Mifepristone combinado con Misoprostol, aunque también puede ser de otra marca como Cytotec, Oxaprost, Mibetec, Misotrol o Cyprostol entre otras, siguiendo siempre las indicaciones del médico o farmacéutico conseguirán realizar un aborto con una tasa de éxito de más del 97%.

En cualquier caso, cualquier tratamiento con pastillas debe ser supervisado por un médico en todo momento para evitar complicaciones.

El aborto realizado con Misoprostol nunca debe hacerse si el embarazo supera las nueve semanas. Partiendo de esta base, este medicamento produce contracciones en el útero, lo que hace que se produzca el producto del embarazo.

Efectos secundarios del aborto con pastillas

Se pueden llegar a producir calambres con bastante dolor, náuseas, diarrea, vómitos y un aumento del sangrado vaginal. Uno de los riesgos que se corren es sufrir una fuerte hemorragia, ante lo que hay que recibir atención facultativa lo antes posible.

Para realizarse un aborto hay que comenzar tomado 4 pastillas de Misoprostol, dejándolas bajo la lengua durante unos 30 minutos y después tragarlas. Tres horas después hay que ponerse otras cuatro pastillas y repetir la misma operación, con los mismos tiempos y tras esas tres horas, las cuatro últimas pastillas con la misma operación, aunque también pueden introducirse en la vagina.

Es muy importante no pasarse ingiriendo pastillas de más, no por ello el tratamiento va a ser más efectivo y lo único que conseguiríamos sería poner en peligro nuestra salud. Siempre hay que seguir los pasos que nos indique el médico, el farmacéutico profesional o los profesionales de un centro de planificación familiar quienes nos asesorarán en todo momento de la mejor manera posible, por lo que tendremos que evitar aquellos consejos de amigas o conocidas que abortaron sin consultar a nadie o informaciones similares.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *