10 Remedios caseros para la cistitis

0 Comentarios

Hoy vamos a ver diferentes remedios caseros naturales que nos pueden resultar de gran utilidad para poder combatir la presencia de la cistitis. La cistitis es una infección de tipo bacteriana que afecta al sistema urinario. En ciertas ocasiones, para acabar con esta problemática debemos recurrir al consumo de antibióticos, pero en otras, los remedios naturales pueden resultar ser una buena alternativa a la que recurrir.

En muchos casos, recurriendo a la medicina natural podemos acabar con las molestias que presentamos antes de tener que tomar un tratamiento. De este modo podremos mejorar nuestro estado de salud sin receta médica, ya que no resulta necesaria.

  • Lavar medio kilo de cerezas y ponerlas en un recipiente al baño maría. Cuando estén blandas las aplastamos ligeramente. Retiramos los huesos, los rompemos y los volvemos a incorporar al recipiente. Cuando la mezcla se haya convertido en una pulpa, filtramos el contenido y lo mezclamos con 250 gramos de azúcar de caña. Debemos tomar una cucharada de manera diaria durante el periodo que suframos de cistitis. En general los frutos rojos, como los arándanos vienen muy bien para esta afección.
  • Mezclar 25 gramos de hojas de abedul, 30 gramos de raíz de regaliz y 45 gramos de uva ursi. Poner agua a hervir y añadir una cucharadita de la mezcla. Colamos el agua y tomamos la infusión aún caliente. Debemos tomar un litro diario en pequeñas dosis.
  • Hervir 30 gramos de rizomas de grama en litro de agua y durante un par de minutos y dejar reposar al menos cuarto de hora. Tras colar la mezcla debemos consumir tres tazas cada día.
  • Beber un vaso de agua con dos cucharadas de vinagre de sidra de manzana y otras dos de miel, en cada comida.
  • Consumir cada día tres dientes de ajo te va a ayudar a prevenirla.
  • Echar en un vaso de agua una cucharada de bicarbonato de sodio. Consumir la mezcla dos veces al día.
  • Tomar baños de asiento con agua templada y unas gotas de aceite esencial de pino.
  • Beber dos tazas al día de infusión elaborada a partir de bayas de enebro ligeramente molidas.
  • Tomar cada día una cucharada de própolis.
  • Beber tres tazas diarias de té elaborado tras hervir una cucharada de poleo blanco.

¿Conoces algún otro remedio casero? ¡Compártela con nosotros!

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *