Todo lo que debes saber sobre el DIU

Todo lo que debes saber sobre el DIU

0 Comentarios

caracteristicas-sobre-el-dispositivo-intrauterino

El DIU o dispositivo intrauterino es un pequeño dispositivo con forma de T fabricados en un material flexible. Se coloca en el útero de la mujer para prevenir el embarazo y hoy en día se ha convertido en uno de los métodos más importantes para muchas mujeres en todo el mundo, aunque hay muchas que todavía no conocen bien este dispositivo y en esta entrada queremos despejar algunas de las dudas más comunes.

Por ejemplo, hay dos clases de DIU, uno contiene hormonas y otro no, pero ambos son un fantástico método anticonceptivo que tiene una efectividad de las más altas en este aspecto, del 99%.

Hay que decir que en ocasiones este método puede llegar a influir en el ciclo menstrual debido a las hormonas que libera. Lo que hace es reducir un poco la cantidad y duración del sangrado menstrual o incluso puede hacer que la regla desaparezca por completo, aunque no es lo más común.

Un DIU puede colocarse tras un aborto, pero solo si éste se produce en el primer trimestre de la gestación. Si el aborto es más tardío hay que esperar del orden de unas 7 semanas. En el caso de un parto hay que esperar a que el útero vuelva a su estado natural, es decir al que tenía antes del embarazo, algo que suele ser al mes y medio o dos meses del parto, aunque puede retrasarse más, por lo que habría que consultar con el ginecólogo.

Muchas mujeres se preguntan si el DIU puede llegar a moverse o incluso caerse. En este caso hay que decir que cuando se coloca bien se queda muy estable, aunque hay casos muy poco comunes en los que puede moverse, haciendo que el sangrado menstrual vuelva a tener el volumen que antes de la colocación de este dispositivo, pudiendo ser una señal de que se ha movido.

Respecto a si pueden utilizarlo todas las mujeres, se puede decir que sí, todas aquellas que necesiten estar protegidas ante embarazos, pero está más recomendado para mujeres que ya hayan estado embarazadas, pero ante cualquier clase de duda, lo mejor es consultar con el ginecólogo.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *