Los sangrados en el segundo y tercer trimestre de embarazo, qué son ??

Los sangrados en el segundo y tercer trimestre de embarazo, qué son ??

1 Comentario

Los sangrados en el segundo y tercer trimestre de embarazo

Los sangrados en el segundo y tercer trimestre de embarazo pueden ser síntoma de varias cosas. En general debes siempre prestar atención a cualquier sangrado o hemorragia vaginal, pero tampoco hay que ponerse en lo peor. Lo sentaso es acudir al médico para comprobar que todo está bien!

Puede producirse un sangrado por:

  • Problemas cervicales: Una infección, inflamación o masas en el cuello uterino pueden causar el sangrado vaginal. En algunas mujeres, el sangrado leve es una señal de insuficiencia cervical, también conocido como cuello uterino incompetente, en cuyo caso el cuello se abre inesperadamente. Esto puede dar como resultado el parto y nacimiento prematuros. La insuficiencia o incompetencia cervical es más común entre las 18 y 23 semanas de embarazo. Debe tratarse inmediatamente.
  • Parto prematuro: El sangrado leve puede ser una señal de parto prematuro y presenta además los siguientes síntomas:
  • Contracciones que hacen que su barriga se endurezca mucho cada 10 minutos o con más frecuencia
  • Cambio en el color de su flujo vaginal, o sangrado de la vagina
  • La sensación de que su bebé está empujando hacia abajo. A esto se le llama presión pélvica.
  • Dolor débil en la parte baja de la espalda
  • Cólicos como si tuviera la regla o el período
  • Dolor de barriga con o sin diarrea
  • Aborto espontáneo: El aborto espontáneo suele suceder durante el primer trimestre, pero puede ocurrir en cualquier momento antes de las 20 semanas de embarazo.
  • Placenta previa: El sangrado profuso a finales del embarazo puede ser una señal de placenta previa. Si sangra en grandes cantidades. La placenta previa consiste en la placenta que está adherida demasiado baja en el útero. Cubre parcial o totalmente la vía del parto. Es una afección grave. La señal principal es el sangrado vaginal indoloro, de color rojo brillante. Es posible que el sangrado pare sin tratamiento, pero volverá unos días o semanas más tarde.
  • Desprendimiento de la placenta: Consiste en que la placenta se desprende de la pared del útero antes del parto. Ello causa sangrado en el útero. También suele estar acompañado de dolor abdominal. Normalmente ocurre en las últimas 12 semanas de embarazo.
  • Ruptura uterina: En las mujeres que tuvieron una cesárea, un desgarro en la cicatriz del útero puede causar sangrado. Esa abertura es muy peligrosa y muy poco frecuente. La embarazada sentirá dolor intenso y molestias en el abdomen.
  • Señal de parto normal: El “indicio de sangre” es normal al final mismo del embarazo. Si tiene un flujo espeso color rosa o con un poco de sangre 1 ó 2 semanas antes de la fecha prevista de parto, es probable que el cuerpo esté dando el primer paso en preparación para el parto.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *